VIVIR SIN PERMISO T2: Capítulo 1

En el CAPÍTULO 1 de la Temporada 2 de “VIVIR SIN PERMISO”,  serie producida por Aitor Gabilondo (Alea Media) para Mediaset, que se estrenó el lunes, 13 de enero, titulado «Mil razones para no volver»SuperMario (Álex González) aparece vivito y coleando después de pasar 8 meses en un convento portugués.

⇓ATENCIÓN SPOILERS⇓

Ni un minuto nos ha durado la intriga sobre si SuperMario (Álex González) estaría vivo, muerto, si aparecería como alucinación de Nemo (Jose Coronado)… Está vivo y en mejor forma que nunca. Ni un hueso roto, ni una pequeña cojera tiene, para mí que se regenera como el señor Márquez de «Estoy vivo». Va a ver a Nemo, se abrazan, desconfían, buscan un arma, se cruzan reproches, que si mátame tú mejor por lo que me queda, que si da igual, mátame tú a mí, que si sí, que si no, qué pereza ahora un muerto, da igual, otro día ya si acaso nos matamos que es muy tarde y quedan muchos capítulos aún. Se larga, antes le deja una rosa a Lara, la Bastarda, y provoca un desmayo a Nina pensando que ha visto un fantasma.

Los Bandeira inauguran una Fundación en honor a su hijo Carlos, que sigue catatónico en algún hospital de Suiza. El nuevo doctor se lleva muy bien con Chon, la piropea y le pone ojitos. Ahí hay mambo… Nemo se enfada como un cabritillo con los pulgones de las hortensias, y le pide al doctor que le dé algo para pensar con claridad, y no hacer el gilipollas cada dos minutos. Se saca de la manga una operación experimental con electrodos en el cerebro para retrasar el Alzheimer. Y Nemo que es un intrépido, le dice que vale, que mañana, así sin una analítica primero ni placas ni nada, que no tiene un minuto que perder. Ferro, que es muy tosco, le dice al cirujano que cuidadito con Nemo que le hace migajas los dedos si sale mal la cosa. Mal momento ha escogido para ponerle nervioso, me lo desconcentra…

Nemo ha vendido el Open Sea a los pendejos de los mexicanos. Ha dejado una parte para Nina, que se aburre mucho y se baja las bragas delante de cualquier cosa bonita que lleve pantalones, ahora hasta de dos en dos, es muy ansias. Ella en realidad sigue enamorada de SuperMario, que lo entiendo, Álex González es muy muy guapo, pero es que le dice en la cara que la utilizó y que no quiere saber nada de ella ni de su familia, y ella insiste, tiene la dignidad a la altura de sus bragas, por los suelos… Al final le da unos números de cuenta de paraísos fiscales, que vaya memoria de elefante tiene el tío, para quitársela de encima.

SuperMario vive ahora con su tío Cibrán, un humilde obrero que repara barcas. A la Bastarda le pone mucho que haya vuelto a sus orígenes plebeyos, y se busca más enemistad con Chon y Nina, si cabe, que ya la tenían cruzada porque Nemo la ha nombrado su tutora legal y a ellas no, y Mario la quiere a ella, y a Nina no. La envidia que es cosa mala…

(Fuente de las imágenes: Telecinco)

Por si tuviera pocos enemigos Nemo, sale una nueva jueza, Marina. Quiere vengarse de él porque fastidió la carrera política de su padre, un alcalde honesto que había en Oeste, y le quitó de en medio. Ella va a ver al frustrado de Monterroso, le dice que no quiere hacer trampas, que se lo deje a ella, y que se vaya a pescar truchas o salmonetes, que le estorba. Se alía con SuperMarioBros, que es más guapo, más fuerte y más listo. Dicen que no lo quieren muerto, que lo quieren en la cárcel, pues no sé yo, pero un señor mayor con Alzheimer creo que no entraría…

Los Pendejos de los mexicanos se siguen divirtiendo. Chon les pilla en la cama, pero esta mujer ya no se espanta de nada. La Pendeja sale a hacer running, porque en las series nadie va al gym, todos salen a correr por los caminos con bonitos paisajes. Se encuentra al Mariachi de su marido, que le pone un ojo morado a modo de advertencia, que ahí manda él, aunque esté preso (extraditado a Oeste), tiene influencias, para que no se le olvide. Sobre que se trajina a su hijastro parece que no se ha enterado, de momento…

Los Pendejos se creen los dueños del lugar, y que Oeste es Ciudad Juárez, así que van pegando tiros por ahí, con la mala suerte que matan al hijo de Furancho, un señor con muy mala leche que trabaja en el Open Sea, que se alía con Celso (otro currante) y planean acabar con Nemo por venderse a los Pendejos. Otro frente abierto para este señor, que está senil y no le dejan en paz.

La operación de Nemo es un éxito, y Ferro aprovecha para apretar las tuercas a SuperMario. Le quema 3 barcas cochambrosas que tiene, y hiere al tío Cibrán (¿existe ese nombre?). SuperMario que es un calculador nato, lo tiene todo preparado, le chivatea a Furancho dónde está Nemo, entretiene a Ferro y le deja tirado en un muelle, después de pelearse con él como si fueran 2 orangutanes, se va en una lancha que ha preparado estratégicamente al hospital, justo a tiempo para salvar la vida de Nemo, dejando medio muerto a Furancho (que estaba a punto de disparar a Nemo). Así es como se gana la confianza de Nemo y de la Bastarda, que le ven como un héroe, y caen en la trampa.

VIVIR SIN PERMISO T2: Capítulo 6- El último desembarco.

VIVIR SIN PERMISO T2: Capítulo 5- El primer error.

VIVIR SIN PERMISO T2: Capítulo 4- El león enjaulado.

VIVIR SIN PERMISO T2: Capítulo 3- Cree en mí.

VIVIR SIN PERMISO T2: Capítulo 2- Rey solitario.

VIVIR SIN PERMISO T2: Personajes.

2 comentarios en “VIVIR SIN PERMISO T2: Capítulo 1

  1. Esta serie debería llamarse «El retorno del Jedi 3.0». Vaya con Mario, aguanta más que un autónomo… Ha entrado en un terreno de a ver quien da la ostia mas fuerte. Nemo tiene una psicosis con los pulgones (quizás de pequeño le pico una pulga en sálvese la santa parte…) por otra parte ahora mientras no se le agote la pila, se acordará de todo.
    Me sigue gustando mucho el papel de Ferro, el fiel dobermán, capaz de todo por su dueño, pero tiene una fisura humana o al menos humanoide. Se vislumbran cuernos a punta pala y por sorteo, ya veremos… Supongo que lo de los mexicanos va en caída libre, de eso se encargará el papa ranchero desde el talego. Y supongo que aparecerá curado el catatónico, igual regresa como un vengador de corta y rasga, en Suiza con pasta hacen milagros… Inigualable…!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.