SPOILERS MADRES T1: Capítulo 4- Nido vacío

AVANCES (¡ATENCIÓN SPOILERS!) DEL CAPÍTULO 4, de la serie MADRES: «Las malas madres». (Se emitirá el jueves, 1 de Octubre en Telecinco a las 22:45 horas. O bien, ya está disponible en Amazon Prime Video).

Alba, la hija pequeña de Asun (madre biológica de Olivia) está harta de peleas y gritos en casa, y decide que quiere irse a vivir con su nueva hermanastra, que no la conoce de nada. Lo normal en niños, cualquier cosa será mejor que mi hogar de mierda, todos discutiendo. El azar que es caprichoso, hace que se ponga malita de apendicitis, estando en el hospital. Se ahorran la ambulancia, oye, pero su madre cuando se entera no le hace ni pizquita de gracia, que le queda lejos de casa y tiene que hacer transbordo en el metro. Su marido y su otra hija la miran raro, pero es que esconde un secreto que, ¡Cuidado Spoilers! os voy a contar ahora mismo. El Doctor Mensajitos Anónimos resulta que es el padre biológico de Olivia. Violó a Asun, y para tapar el problema entregó en adopción a Olivia a su compañera, la doctora Recarte (la madre de Olivia, que no la hemos conocido pero parece que era más mala que el wifi del aeropuerto). Entonces, ya tenemos la familia al completo: Olivia conoce a sus hermanastras, Juani, que hace marketing en el hospital promocionando su peluquería, y hacen competición entre ellas a ver cuál de las dos ha sido más desgraciada en la vida, si una por humilde, o la otra por abandonada. Olivia de momento no conoce el gran secreto de quién es su padre, queda entre Asun y él. A mí lo que no me cuadra es de dónde se supone que ha sacado Olivia el acento catalán, si se ha criado en Madrid (con eso Iker Jiménez nos hace un programa). Y luego está el marido de Asun, que no se entera de nada el pobrecito, es más tonto que un zapato.

Marian está castigada sin ver a su hija Elsa (o viceversa). Como se aburre, se pone a investigar un posible chanchullo de la bruja de la madre de Olivia (la muerta) con una farmacéutica. Para que le hagan caso se hace pasar por su exjefa, Kira, directora del periódico donde trabajaba, y la suplantada se entera. Acude a verla por si puede sacar tajada del tema, y de paso a hacer las paces, pero ni una cosa ni otra, Marian se cierra en banda a ser amiga de la ladrona de su marido, y cree que en el asunto farmacéutica no hay nada que rascar. Luego Olivia le deja ver a su hija a 50 metros de distancia, para compensar, y las dos se emocionan, y se saludan con la mano, como ahora en tiempos de coronavirus, casi. ¡Ah! Y Víctor, el fisio morenazo, ya se ha fijado en Marian en la cafetería, y le ha hecho un masaje destensional. Entre estos dos hay bambo, ya iremos viendo…

Natalia, la embarazada, es una Superwoman. Quiere ser madre aunque le cueste la vida, y a pesar de estar en reposo, por embarazo de riesgo, se mete en medio de una pelea de hospital que no viene a cuento, para demostrarnos que es una valiente. Esto son las hormonas, seguro. Su madre llega al hospital a verla, después de años sin saber de ella, y le trae croquetas, que eso siempre es motivo de unión. Le presenta a su pareja, Nasser, y padre de su hijo, le dice que es musulmán y que ella se va a convertir al Islam. La madre flipa. Yo me pregunto por qué siempre es en el mismo sentido, la mujer la que cede y cambia de religión, y nunca a la inversa. Le pregunta por su padre, y le dice que le dé tiempo. El hombre lleva todo el capítulo mareado dando vueltas por el hospital, creo que no encuentra la habitación o lo típico de los hombres, por no preguntar pasan horas buscando en soledad. Al final la encuentra, y se abrazan. Se perdonan mutuamente (él la echó de casa hace años cuando era una drogata).

Andy empieza a dar sus primeros pasitos, en muletas, y quiere que Elsa, su nueva amiga le vea. Enreda a Vicky, la enfermera, para que le deje pasar, y se enrolla y le cuela. Elsa primero se enfada, porque lleva todo el día cumpliendo las normas, y como la pillen, por una vez que no tiene la culpa ella… Y Olivia, que está en todas partes, les pilla. Abronca a la enfermera, pero esta le dice que se la suda, que la vida son dos días, y que se relaje un poquito, porque tiene cara de acelga. Luego Simón, el celador, le da un buen meneo a Olivia, y se le pasa. Él se queda tranquilo también, cuando descubre que la que cree es su competencia en camello (Juani) es solo una simple peluquera.

Luisa se está empezando a encaprichar de Julio, y a su marido le da largas con volver al pueblo. El marido se da cuenta que la está perdiendo, pero no sabe qué hacer para recuperarla. Es el cumple de Julio, y la invita a bailar, se cuelan en el restaurante donde ella trabaja, que está cerrado, y se besan. El marido cornudo, a la desesperada, le dice que vende la tienda del pueblo y se queda en Madrid con ella. Pues 3 son multitud, ya veremos como acaba la cosa…

Paula denuncia a la pareja gay en el comité de ética porque han alquilado a Anna como vientre de alquiler. A uno de los hombres, Alberto (Marc Clotet), le da un patatús del disgusto, y entra en parada… Paula se siente culpable, porque ve que en el fondo no son mala gente, y la ucraniana niega los hechos ante el Comité. (Ella lo hace para ganar dinero y poder sacar adelante a otro hijo).

MADRES T1: Personajes.

CAPÍTULO 3 MADRES T1: Las malas madres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.