SPOILERS EL CASO: Capítulo 10

NUEVO AVANCE PRINCIPIO DEL CAPÍTULO 10:

Jesús duerme mal y tiene pesadillas con la última víctima de Santafé, Luisa Arteaga, que dejó en el sillón de su casa.

Clara, alias Massiel, acude a verlo por la mañana, y le reprende por conservar todavía ese sillón maldito. Insiste en deshacerse de él, lo coge y está dispuesta a tirarlo. El motivo de su visita es contarle algo, e invitarle a una obra sueca de su tía.

Rodrigo, el jefe, está furioso porque no hay carnaza que publicar en portada. Lo más interesante es la un simple robo de coches. Mientras tanto, una masacre en un autobús está a punto de colarse como noticia estrella.

AVANCES DETALLADOS CAPÍTULO 10 DE «EL CASO»: COMO ALIMAÑAS

Cabrera le notifica a Camacho que se olviden de Santafé, porque ha huido a Guinea.

Jesús y Clara investigan un suceso de un autobús lleno de personas tiroteadas. Montenegro asegura que hay uno que está vivo.

Rodrigo pide a Aparicio que haga un dibujo sobre el autobús, con mucha sangre.

Jesús interroga a Margarita, sobre un admirador que le ha enviado una nota que pone: «Para una diosa real» Firmado por Iván. Jesús teme que pueda ser Santafé.

Rebeca le dice a Camacho que no se va a casar con él.

Montenegro le ayuda a subirse la cremallera de un vestido a Clara.

Gerardo está molesto porque Montenegro siempre está cerca de Clara.

Rebeca le comunica a Jesús que va a dejar su trabajo, que quiere empezar de cero en otro sitio, y quiere irse con él.

Camacho descubre a un preso ahorcado en un calabozo. Pide ayuda.

Camacho entra en un local de espectáculos, donde están Cabrera y Gerardo juntos, y acaban de darse un beso. ¿Les habrá descubierto?

Rebeca está en su lugar de trabajo, y mira algo con sorpresa. ¿Qué será?

EL CASO: GUÍA DE CAPÍTULOS.