PROMESAS DE ARENA: Capítulo 5

En el Capítulo 5 de «Promesas de arena», la serie de TVE1 de los lunes, han bombardeado el hospital, y Lucía se hace cargo de Ismael, el bebé de Fathia.

⇓ATENCIÓN SPOILERS⇓

La Intrépida es la única superviviente de la ONG, junto a la parturienta y su bebé. El médico y todos los demás han muerto. Tiene que hacerse cargo de la cesárea ella sola, pero al no disponer de medios, debe elegir quién vive, la madre o el niño. La madre lo tiene claro, le pide que salve al niño y cuide de él junto al amor de su vida, Hayzam. Lloran, maldicen su suerte y se desean lo mejor. Fathia muere, y ella huye del lugar con el bebé. 

Una mujer con unos pendientes enormes como dos bolsos la rescata. Son beduinos, y le van a ayudar a encontrar al Libio.

Como han perdido el móvil, se pasan todo el capítulo buscándose mutuamente: la Intrépida al Libio, el Libio a la Intrépida, y Andy también a La Intrépida. Ancho es el desierto…

El Libio guapo está herido pero acude al hospital, allí encuentra a su mujer muerta, y deduce que la Intrépida se ha llevado a su hijo con los beduinos. Por otro lado, Andy necesita saber que la Intrépida está bien. En esta serie no son nada creíbles las historias de amor. No nos han mostrado a Andy enamorarse de Lucía, y no es tanto culpa de los actores, sino que han faltado escenas juntos. Ha pasado de despedirla por irresponsable a no importarle morir por recuperarla, y eso chirría un poco. Alguna escena intermedia aparte de los celos por el Libio nos hubieran convencido más. Ídem con la amistad de las chicas, que se conocían de dos días como para confiarle la crianza de su hijo.

Los beduinos se rifan a la española, como no lleguen pronto no sale soltera. El Libio está de camino y va matando a unos cuántos por el camino. Qué gusto le ha cogido este hombre a disparar.

Andy y su compañero de la cicatriz llegan al hospital y ven el desastre que ha quedado del hospital. Todos muertos, menos la chica y el niño. Van a casa de Fathia, y creen que han estado allí. Ven un sitio marcado en un mapa y van hacia allí, en su busca.

(Fuente de todas las imágenes: TVE).

El pretendiente beduino de la Intrépida le dice que el Libio ha muerto. Ella hace un drama, y la de los pendientes le dice que se tiene que casar si quiere quedarse con el niño. Pero cómo, si ni siquiera hablo el idioma, si no me ha invitado ni a cenar ni al cine, que no sé si le gusta el mar o la montaña, si es vegano o si le gustan más los boleros o el reguetón. Pero en Oriente son muy prisas con estas cosas, una mujer guapa soltera es como un caramelo en un colegio, y no puede estar más de dos días sin que la dejen en paz.

El Libio llega hasta el lugar y consigue ver por prismáticos a su hijo con la Intrépida sanos y salvos. Pero le detienen y le encierran, por traficar con armas.

La que lleva bolsos de pendientes sigue pesada con que se case con su hermano. La intentó forzar y si se niega a ser su esposa, le desterrarán. Ella accede a ese matrimonio sinsentido, ahora también es Insensata. Por suerte llega Andy, su salvador, antes de la boda. Los beduinos no quieren darles al niño, pero el Jefe dice que la criatura llora toda la noche y no le deja dormir, que mejor que se lo lleven… Verás cuando explique a su familia tóxica que ha adoptado a un niño musulmán la alegría que se llevan.

PROMESAS DE ARENA: Capítulo 6-Final.
PROMESAS DE ARENA: Capítulo 4.
PROMESAS DE ARENA: Capítulo 3.
PROMESAS DE ARENA: Capítulo 2.
PROMESAS DE ARENA: Capítulo 1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.