PROMESAS DE ARENA: Capítulo 4

En el Capítulo 4 de «Promesas de arena», la serie de TVE1 de los lunes, Lucía regresa a España por el ingreso de su padre

⇓ATENCIÓN SPOILERS⇓

Lucía, la Inconsciente vuelve a Madrid con su familia tóxica. Al despedirse del Libio, ella le dice las 2 palabras que o te mueres por escucharlas, o se te pone cara de seta porque no es correspondido. «Te quiero». Ella dice que es la primera vez que se las suelta a alguien, se ha venido arriba y se ha puesto romántica, pero resulta que él es musulmán, que tiene nosécuántasmás esperando. Como es todo un Romeo, le dice que no pierda el avión, y la deja con cara de idiota.

La familia de la Inconsciente no es tóxica, es veneno puro. La hermana y la madre le intentan hacer sentir culpable del infarto del padre. La madre la absorbe más que una bayeta, y con chantaje emocional intenta retenerla de enfermera para papi. A ver, que es educadora social, no enfermera. Pero como le ha dado por ser misionera, pues mejor que ayude en casa, pero a ella lo de ayudar le da igual, ella quiere volver a ver a su Libio, el Empotrador, y se autoexcusa con que prometió a Fathia (la cornuda) ver nacer a su hijo.

Vuelve a Fursa en mitad de la guerra. Coge un taxi para que la lleve a la ONG, a pesar de que está todo bombardeado alrededor. El taxista le dice que vale, pero que la dejará en medio del desierto. El bueno de Andy la rescata, y llegan vivos de milagro.

La Cornuda se ha enterado de que su marido estuvo empotrando a su amiga del alma, con la que se conocen desde hace una semana. Del disgusto el feto se descontrola, y tienen que realizarle una cesárea o de lo contrario podría sufrir daños. Llega la Inconsciente, se entera de que el marido y padre del niño que espera es su Empotrador. Llora, le pide perdón, pero la otra ya tiene bastante estrés con que le hagan una cesárea mientras bombardean la ciudad.

(Fuente de todas las imágenes: TVE).

El Libio y su socio, el tal Karim junto a otros hombres planean atacar a los salafistas. Éstos le felicitan por las buenas armas que les vendieron, y el otro escupe con rabia. Este hombre es bipolar, para qué las vendiste si estás en contra de sus ideales… Este hombre me despista. Matan al socio, que se estaba buscando un disparo desde el primer capítulo, por incordiante. Al Libio le disparan, y herido escucha que van a atacar el hospital…

Los españoles se largan de allí, porque ya no es un lugar seguro, excepto la Intrépida, que se ha empeñado en ver nacer a Ismael. Bombardean el Hospital, y ella queda malherida.

PROMESAS DE ARENA: Capitulo 5.
PROMESAS DE ARENA: Capítulo 3.
PROMESAS DE ARENA: Capítulo 2.
PROMESAS DE ARENA: Capítulo 1.

2 comentarios en “PROMESAS DE ARENA: Capítulo 4

  1. Parece el viacrucis de «No soy mas tonta porque no entreno». Por otra parte, con la madre y la hermana que tiene, es lógico que prefiera al traficante guapo que «aquí la pilla y aquí la mata», y un romance en una Jaima con el libio, que cuidar del «papi calzonazos». La hermana se esta derrumbando pero la tonta prefiere las bombas que las putadas de la «mami liante». Ya veremos como sigue, la cornuda traga más que un pavo, «La chica» es cada vez más tonta, y el libio no muere porque es «El chico», pero están los dos heridos. Vendrá la hermana rastrera arrepentida a cuidarles..? Falta ver a Andy despechado a quien putea…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.