PROMESAS DE ARENA: Capítulo 3

En el Capítulo 3 de «Promesas de arena», la serie de TVE1 de los lunes, Julia hace averiguaciones sobre el Libio guapo, poniéndose en peligro.

⇓ATENCIÓN SPOILERS⇓

Lucía, la Inconsciente lleva 2 semanas y un día sin ver al Libio. Está que se sube por las paredes, cuando por fin llega, ella le dedica su mejor sonrisa, pero él ni la mira,  como si fuera una caja más del reparto. Luego la sorprende en el almacén, y le dice que estaba ansioso por verla, pero por lo visto no quería que nadie se diera cuenta, mantenerlo en secreto. Resulta que Andy está celoso, y se ha inventado la nueva regla sobre relaciones prohibidas entre cooperantes. La Inconsciente se la pasa por el forro, como es ya habitual.

Julia descubre que la enfermera embarazada es la esposa del Libio. Le cuenta lo del robo de armas, ya lo sabe media Libia y parte de Túnez, excepto la Inconsciente que será la última mona en enterarse. La infiltrada del CNI es tan poco discreta que el Libio sabe que anda tras él, la amenaza de muerte, y ella dice que se vuelve a España, que lleva meses sin probar el jamón, y eso no es vida…

El consulado español en Túnez invita a la ONG a una fiesta. La Borde le deja un vestido rojo a la Inconsciente. Ahora está menos borde que antes porque toma medicación. A más de uno le daría yo de esa medicina… El Libio le regala otro vestido, verde, y es el que se pone. El rojo de la Borde no se lo pone, no sé para que sale en la trama, es como el personaje del cooperante gordito que solo hace bulto, sin acritud lo digo, pero que le den una trama o algo a ese chico, por favor.

Un esclavo sudanés se escapa y pide ayuda en la ONG. Más tarde los esclavistas vienen a por Kunta Kinte, y entre ellos está Karim, el hermano del chico que mató el Libio cuando rescató a la Inconsciente de su escapada. Van armados, y Andy se enfrenta a ellos. Llega la Inconsciente, que ahora también es Intrépida. A ver, para qué te metes, te estás buscando un disparo bonita. La Infiltrada también acude, pero para ser agente del CNI es de pocos recursos, no trae su pistola ni se enfrenta a ellos, se queda contemplando la escena, y es Andy el que les da su coche a cambio del Kunta Kinte, y logra convencerles para que se vayan.

Después de la fiesta, La Intrépida se va a pasar la noche con el Libio. Le dice que se quede allí y él la cuidará. Querrá tener un harén e hijos en cada ciudad el mozo. Pero ella está contenta descargando camiones en la ONG, y le dice que ni hablar. Luego llega el tal Karim, que está en todos los fregados, ni duerme, ni trabaja el hombre, solo enreda y crea mal rollo. A saber qué se trae entre manos con el Libio, se maldicen, se cagan en sus muertos mutuamente, pero nunca llegan a dispararse. A saber por qué…

(Fuente de todas las imágenes: TVE).

A la Intrépida le llama mami, que a papi le ha dado un ataque al corazón, y está agonizando. Otra vez para el aeropuerto. Viaja más que Willy Fogg esta chica, la de veces que ha cruzado el desierto en la furgoneta. Se irá a España para el próximo capítulo. ¿Conoceremos a su familia tóxica? ¿Coincidirá en el avión con la Infiltrada y le contará algo sobre el Libio y sus rollos de armas? ¿Volverá más enamorada que nunca a la ONG? ¿Andy le perdonará que incumpla la norma de no liarse entre cooperantes si la incumple con él?

PROMESAS DE ARENA: Capitulo 5.
PROMESAS DE ARENA: Capítulo 4.
PROMESAS DE ARENA: Capítulo 2.
PROMESAS DE ARENA: Capítulo 1.

2 comentarios en “PROMESAS DE ARENA: Capítulo 3

  1. Vaya con las aventuras de Tintín, digo del Libio. Menuda fantasía a tres bandas, con carambola en le palmeral. Nada cono ser alto, musculoso, con barba de unos días, y con acento a lo Lawrence of Arabia. Por otro lado, la chica; nada como ser tonta de remate, para irse de calentón con un traficante de armas al desierto. Y para completar el cartel, la Jack Bauer de turno, que mas bien es la Jacky «Vamos vamos que nos vamos». Pero como pensaba atrapar al Libio..? Insultandole, escupiendole…? . Esta serie promete, no descarto que aparezca Krusty de los Simpsons como director de del CNI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.