PERDIDA T1: Capítulo 7

En el Capítulo 7 de «PERDIDA», serie que se emite en Antena 3 (en abierto) los martes, titulado «La fuga», el Tragabolas intenta huir de La Brecha.

⇓ATENCIÓN SPOILERS⇓

Al Tragabolas ahora le dan remolacha y una pastilla de nosesabequé, mejornopreguntes, para que parezca que vomita sangre y le lleven a la enfermería. Allí acaba de palmar un preso de cólera, y meten en el mismo sitio al Tragabolas. El pobrecillo quiere salir de allí como sea (vivo a ser posible) y se lo complican muchísimo. Primero le contagian el cólera (si no lo ha cogido es Superman), luego el Poli Enano malhablado le deja tirado, porque el porculero del Checo lo ve y se chiva de que un preso intenta fugarse. Los guardias de la puerta se ponen en alerta, el Poli Enano se raja, dice que mejor pobre que muerto. Por si no tuviera pocos problemas, se enteran de que el Tragabolas fue el chivato que avisó al Tuerto de que le iban a matar, y ofrecen un pastizal por su cabeza. Los presos se lo rifan, a ver quién se lleva semejante recompensa, pero el Gaditano le avisa y se esconde en la lavandería, en el módulo del Tuerto. Antes llama a su ex, la Ingenua, que está con la Abogada mexicana, y creían que había muerto. Como les gusta en las series resucitar protagonistas. Debe ser un subidón que un ser querido que ha muerto te llame por el móvil. Yo me fliparía pensando que me llama desde el más allá, que por fin han puesto internet, o que hay tarifa plana. ¿Para cuándo una serie con esa fantasía?

(Fuente de las imágenes: Antena 3)

La Ingenua le dice al Tragabolas que ha visto a la niña ya mayor en fotos, y que es una mujer guapísima. Él se medio-despide, porque cree que no saldrá vivo de allí, pero espero que después de todo lo que ha pasado no nos lo maten, y consiga conocer a la niña en persona… A la Abogada no le ha gustado enterarse que la niña es la de los Quitombo. Sabe mejor que nadie que esa familia es poderosa y peligrosa. Acercarse a ella siquiera no va a ser coser y cantar. Que le pregunten a Palomita, que ha acabado con la peor de las venganzas, en un psiquiátrico lleno de pacientes tipo Haníbal Lecter. Se aprovechó de chicas sin recursos que no podían llevar a cabo la maternidad, a cambio de forrarse y divertirse con ellas, y ese es el precio que tendrá que pagar. Nos caía mal, pero ¿un castigo tan duro era necesario? La Quitomba se regodea viéndola suplicar, como ella hizo en su día, por intentar ver a su bebé una sola vez…

En España, el Sicario sigue con la matanza. Se lleva por delante a la ex novia del Tragabolas que se quedó con su taller. La PoliEva pone a Jaramillo y a la madre del Tragabolas a buen recaudo. Veremos si no los encuentra…

La niña se entera que fue adoptada en España. Menudo cacao mental debe llevar, pero claro, cómo le explican ahora que es hija de la Quitomba, que la dio en adopción, que se arrepintió y 7 años más tarde la secuestró. Contado así, como que de buena gente, no es. Entonces la encierran en su habitación, que es más grande que mi casa entera, a ver si se le pasa el berrinche. El Nachete la vigila, y en avances se liará con él, ya veremos si para intentar escapar o por puro aburrimiento…

(Recuerda que en Atresplayer Premium ya está disponible el Capítulo 8: «Hombre muerto»).

PERDIDA T1: Capítulo 10: «Cambalaches» y Capítulo 11: «Padre» (Final).

PERDIDA T1: Capítulo 9: Ibagué.

PERDIDA T1: Capítulo 8: Hombre muerto.

PERDIDA T1: Capítulo 6: Los detalles son importantes.

PERDIDA T1: Capítulo 5: El traidor.

PERDIDA T1: Capítulo 4: Reencuentros.

PERDIDA T1: Capítulo 3: Teo.

PERDIDA T1: Capítulo 2: Un hombre previsor.

PERDIDA T1: Capítulo 1: El español.

PERDIDA T1: Personajes.

2 comentarios en “PERDIDA T1: Capítulo 7

  1. Perdida o «Adivina quien palma en el próximo capítulo» . Hay que ver como las gastan los narcos y sicarios, hablan como si fueran compadres en un cumpleaños y luego te atizan hasta en la foto del «celular». Antonio no muere ni con kriptonita, aguanta más que un autónomo español. Ahora se planteará un problema moral, quien debe definirse como madre, ciertamente lo es la biológica, pero la que la adoptó, aunque fuera de forma irregular, le ha dado cariño y la ha criado como su hija natural. Posiblemente al final la hija tampoco será la robada a Milena, se la cambiarían porque estaría meada o peor; con lo que se podrá quedar con su madre española y lo que quede del Tragabolas conservado en formol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.