PERDIDA T1: Capítulo 3

En el Capítulo 3 de «PERDIDA», nueva serie que se emite en Antena 3 (en abierto) los martes, titulado «Teo», la Mexicana contacta con la familia del Tragabolas en España.

⇓ATENCIÓN SPOILERS⇓

Inma, la madre de la niña desaparecida, lleva la guerra por su cuenta, y sigue a la mujer de la foto. Cuando la tiene localizada en un almacén del puerto, llega media comisaría y montan un operativo que ni para el último Barça-Madrid. La mujer que es muy perspicaz, y ha debido reconocer a Inma en el bar, pone a un matón a pegar tiros, y escapa en moto. Ni un solo policía la sigue, la dejan ir, le disparan sin mucha puntería, y del hombre que pegaba tiros nadie se acuerda. Vaya patata de operativo. La madre, que está medio desquiciada se pone delante de la moto a ver si le pasa por encima y así la detienen, pero la poli la aparta en el último nanosegundo. La poli calma a la madre, ya saben su nombre Úrsula López Quintana, que estaba en Aduanas y pasaba droga de Colombia. Hace 13 años debió ayudar a colar a la niña y al Tuerto a Colombia. Nos enteramos que justamente la niña era adoptada en Colombia, con razón decía yo que esa niña tiene rasgos colombianos. A saber quiénes son los padres biológicos, y qué tiene que ver con el gran Q.

La Mexicana va a ver al Tragabolas a la cárcel. Le dice que ya sabe por qué está ahí, y que se deje ayudar, carajo. Él le cuenta que quien se llevó a su hija está ahí dentro, y fin de la visita, ni dos minutos le dejan. Madre mía, si apenas se han dado los buenos días. Tendrán que aprovechar mejor el tiempo la próxima vez.

La Mexicana contacta con la ex mujer del Españolito, que no da crédito a que esté preso por mulero, y prepara las maletas para viajar hacia allí.

Dentro de la cárcel llega el sevillano de los calabozos, le llaman Jefe. Al coincidir con el Tragabolas se pone chulito, pero el otro más, y le amenaza con electrocutarles a todos con un cable pelado que pilla por allí. Esa cárcel es una casa del terror constante. Se entera que planean un ataque contra Los Plumas (contra el Tuerto) y lo aprovecha de moneda de cambio para información sobre su hija. El Tuerto le dice que si la info es buena, le perdona la vida, y le da un anticipo, si es que en el fondo es un buenazo el muchacho. Le dice que su hija está viva. Y el Tragabolas sonríe feliz a pesar de estar viviendo un puto tormento.

El Gran Q chantajea al juez Olmedo con fotos íntimas junto a la Mexicana, para tenerle a su merced. Ella ha recordado cómo entró al trapo hace años en ese juego sucio. Fue en un caso de una mulera española, embarazada. La presa se suicidó poco después de tener al niño, y a ella le impactó tanto aquel caso que adoptó a su bebé, Teo, gracias a la ayuda interesada del juez, que años después le sigue debiendo favores.

La mujer del gran Q, resulta que es actriz, pero el director no está satisfecho con su trabajo y planea sustituirla. Ella le regala un coche, como soborno, y como no se da por aludido, le amenaza y le da un billete de ida para que no vuelva. El peso de los Quitombo es tremendo en Colombia, así que tendrán que ponerla de prota en todas las telenovelas de media tarde, para tenerla contenta.

Sole adulta sigue llorando por las esquinas desde el intento de violación. No ha pisado una clase desde que llegó. Su compañera de habitación le ofrece su terapeuta, como el que le deja una camiseta, y ya tenemos lío para el capítulo que viene. A la niña le harán hipnosis, y verá a sus padres españoles. ¿Recordará que fue secuestrada? Su madre española irá a Colombia y se verá con su ex marido en la cárcel.

(Fuente de todas las imágenes: Antena 3)

PERDIDA T1: Capítulo 10: «Cambalaches» y Capítulo 11: «Padre» (Final).

PERDIDA T1: Capítulo 9: Ibagué.

PERDIDA T1: Capítulo 8: Hombre muerto.

PERDIDA T1: Capítulo 7: La fuga.

PERDIDA T1: Capítulo 6: Los detalles son importantes.

PERDIDA T1: Capítulo 5: El traidor.

PERDIDA T1: Capítulo 4: Reencuentros.

PERDIDA T1: Capítulo 2: Un hombre previsor.

PERDIDA T1: Capítulo 1: El español.

PERDIDA T1: Personajes.

4 comentarios en “PERDIDA T1: Capítulo 3

  1. «Latino-culebrón» o «Los Marcianos están entre nosotros». Por casualidad de la vida, yo viví varios años en Venezuela a nivel de altos contactos, incluidos Colombia. Para gestionar algo allí son precisos años de peticiones firmadas por el Papa, y aun y así…!
    Tal vez deberían haberse buscado otras vías para llegar hasta la cárcel y visitar al Tragabolas. Por otra parte lo de los chantajes se paga con la vida, el mismo sicario que contratas puede cargarse al patrón si la victima paga más… De todas formas la serie tiene su atractivo desde la imagen de lo que es capaz de hacer un padre por encontrar a su hija. La madre aun no me ha cautivado, Sole empieza ahora…

  2. Me parece una serie interesante, es una lástima que la audiencia no esté respondiendo a las expectativas, tiene números para ser cancelada en breve.

    Lo que me parece poco creíble todo lo que el protagonista hace para ser internado en una cárcel de alta peligrosidad en Colombia, nadie en su sano juicio se mete en un paquete similar para contactar con un preso. Era mucho mas fácil acceder a él mediante sobornos, el pan nuestro de cada día en latinoamérica.

    1. Hola Javier

      Coincido, demasiado drama lo de ingresar en la cárcel, pero para dar más drama al asunto está justificado.

      Gracias por comentar 🙂

Responder a tony Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.