LA COCINERA DE CASTAMAR: Capítulo 11- Lub-dub

¡ATENCIÓN SPOILERS!

(Si te lías con los nombres, ponte al día con la Chuleta de Personajes de la serie). Se estrenó el 21 de febrero en Atresplayer Premium (cada domingo un nuevo capítulo). El 8 de abril se estrenó en Antena 3 (los jueves a las 22:45 horas, y los viernes también en Netflix). Son 12 capítulos en total. Aquí tenéis los análisis de Los capítulos de La cocinera de Castamar.

El Duque está más rabioso que un millennial sin wifi. Ahora el que quiere vengarse del Vengador es él. Secuestra a Adela, la hija de su mercenario, para que se lo entregue. Lo lógico sería ir a su palacio a por él, pero ya sabemos que nunca está allí. Hernaldo que es fiel como un perro le va con el cuento al Vengador, pero luego los hombres del Duque le arrastran por el suelo tirado por un caballo, el hombre ve que la cosa va en serio, y que su hija corre peligro y al final le traiciona. La hija del mercenario, Adela, es descubierta por la Cocinillas, y la pone de pinche, dice que pobrecilla ahí encerrada en una habitación se va a aburrir mucho. La chica sabe que está secuestrada pero no hace nada por escaparse, pedazo síndrome de Estocolmo tiene la chica, debe pensar que por un día que está acompañada por la servidumbre de palacio, pues que ahí se queda, que al menos comerá bien, estará entretenida y aprenderá recetas nuevas.

(Clara y Adela, la hija de don Hernaldo).

Tanto nobles como sirvientes andan escandalizados con las octavillas de don Alfredo en modo gay. No olvidemos que estamos en el siglo XVIII, y eso no era pecado, era pecadísimo. Doña Mercedes lo trata de apestado, sin embargo el Duque le da todo su apoyo, y le anima a salir del armario. Estos prontos futuristas de la serie a mí me distorsionan la historia, que está genial a modo de dar visibilidad, que no se me entienda mal, pero es que desencaja por completo en la trama. Parece que la moralina hay que meterla con calzador en cualquier serie.

Las historias de amor de la Desflorada y el Negro, y la de los 2 sirvientes, Elisa y Roberto, en cambio me parece que están bien tratadas, con la inocencia de entonces, a pesar de que Amelia ya ha probado la carne, todavía no se ha sentido querida de verdad, y lo transmite estupendamente, compartiendo piano y libros con Gabriel, y miradas cómplices. Son muy bonicos. Aunque el tema racismo en este caso creo que también chirría en la época, pero a Gabriel, al ser tratado desde niño como un noble, pueden darles una oportunidad. El tema del embarazo de ella va a salir a la luz, según avances del próximo y último capítulo, por la carta que ocultaba el Vengador donde ella confesaba a Sol que era de Enrique. Si al final cancela su boda con el Duque, ¿aceptará el Negro que esté embarazada del Vengador? Al menos no saldrá mulatito el niño… No, en serio, un niño con los genes malignos de Enrique es inadmisible, pero qué culpa tiene la criatura. Aún pueden pasar muchas cosas, hasta la posibilidad de aborto espontáneo… ¿Cómo lo veis?

(Don Gabriel y doña Amelia).

El Duque sale dispuesto a hacer justicia con el Vengador. Antes se despide de la Cocinillas. Ella le dice que el beso del otro día fue un error, ambos coinciden, entonces lo repiten. Tiene lógica, si el anterior tenía errores, pues habrá que perfeccionarlo, di que sí 😛 .

El Duque acude al sitio donde Hernaldo le ha tendido la trampa al Vengador. El bobo piensa que se va a reencontrar con Sol, pero quien llega es el Duque. Dice que da igual, que a los dos les tiene ganas. Se baten en duelo. Mientras en Castamar, la secuestrada le chivatea a la Cocinillas dónde ha ido al Duque, y ella ve que su amor está en peligro y se olvida de la agorafobia, de la comida del día, y hasta de que su padre está con medio pie en la horca. Galopa hasta el lugar, y encuentra a los 2 nobles pim pam, pim pam con la espada. El vengador hiere al Duque, y ella le asiste. El Duque le da una daga que lleva escondida, y ella remata al Vengador. Esta chica vale para todo, cocinera, médico, consejera,  rematadora de malos…

(Don Diego y don Enrique, batiéndose en duelo).

Parece que ha vencido su fobia, el amor todo lo puede. Ya solo queda un capítulo, y si encuentran la carta de la Desflorada, descubrirán la verdad sobre su embarazo, e imagino que se cancelará la boda. Tampoco está descartada la renovación por otra nueva temporada, a pesar de que la serie está basada en un libro, siempre se le podría dar una continuación, aunque de momento no hay nada confirmado.

LA COCINERA DE CASTAMAR: Guía de Capítulos.

OTRAS SERIES EN EMISIÓN.

8 comentarios en “LA COCINERA DE CASTAMAR: Capítulo 11- Lub-dub

  1. Una epopeya de las de enmarcar. Como bien describe la Dra. del Blog, hay para todos los gustos y mensajes modernos, el tema de la homosexualidad, el black lives matter, el síndrome de Estocolmo (o mejor secuestrada en Castamar, que libre y sin comida), y se añade como colofón el tema del aborto si, aborto no. Las conservadoras de la época, antes boda por el honor; pero las feminazis de la época, antes muerta que con droguilla. Este crio es más hijo de la burundanga que de don Diego, así que a veremos, porque depende mas de Gabriel que de Amelia. Menudo lio para el último capítulo… ¿Último?

    1. Gracias Tony por tu comentario.

      YA veremos si es el último, de momento es el último de la temporada. Versmos si hay otra.

      Saludos.

    1. Hola Carmen,

      Enrique de Arcona estaba enamorado de Alba, la primera mujer de don Diego, por eso le odiaba. Intentó matarle con el caballo, pero la que falleció fue Alba, porque Sol a su vez, hizo que intercambiaran los caballos.

      Saludos

  2. …y además, de haber matado al Duque y de dejar viuda a Alba, la Duquesa…podría haber sido posible casarse con ella y hacerse con Castamar.

  3. La serie tiene poquísimo del libro. Se han pegado unas inventadas del copón, con lo del padre, con lo de Amelia, con la dama de llaves, pfff fatal todo. Pero bueno… Es lo que hay al ser una adaptación floja. Y lo que pones de:
    ¿aceptará el Negro que esté embarazada del Vengador? Al menos no saldrá mulatito el niño…???? No saldrá mulatito?

    1. Hola Meraki,

      Por supuesto lo pongo en tono de humor. En esa época el racismo era un lastre, y tener un hijo mulato no ayudaba precisamente. Mi post está hecho en clave de humor, en absoluto he pretendido ofender a nadie.

      Saludos y gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.