LA CASA DE PAPEL T5: Capítulo 4- Tu sitio en el cielo

(El Volumen 1 de la Temporada 5 se estrenó el 3 de septiembre en Netflix. El Volumen 2 se estrenará el día 3 de diciembre, y pondrá punto final a la serie. Cada volumen consta de 5 capítulos. Aquí tenéis los análisis de los capítulos de LA CASA DE PAPEL por temporadas).

¡ATENCIÓN SPOILERS!

En el Capítulo 4 del Volumen 1 de la Temporada 5, Sagasta y sus hombres entran con toda su artillería y con el loco de Gandía que se les ha unido en esta guerra. Vienen armados hasta los dientes, y disparan más tiros que en toda la Segunda Guerra Mundial junta. El peor parado: Helsinki, que se le ha caído una columna de mármol encima, y le ha aplastado la pierna, quedando atrapado. Palermo saca la mejor versión de sí mismo y acude en su ayuda. Valora junto a Bogotá y Río si le amputan la pierna o no. Finalmente consiguen levantar la escultura, liberándole, pero está bastante perjudicado. De momento va aguantando con morfina…

Vía flashbacks, Rafael (Patrick Criado) asiste a su primer robo junto a su padre, Berlín. Dan el cambiazo de unas piezas de oro por otras falsas en el palacio de Frederiksborg en Dinamarca, durante un concierto de Tatiana. El padre le da una lección al hijo que nunca olvidará, y crea los cimientos del futuro ladrón que será (esperamos verle en acción en el Volumen 2 de esta temporada). Berlín le dice una frase que puede ser premonitoria de lo que pueda pasar: «Si de verdad quieres algo en la vida, tienes que robárselo a quién lo posee». ¿Le robará la mujer a su padre? No han parado de ponerse ojitos, y ahora que Berlín está muerto, Rafael y Tatiana (hijo y madrastra) pueden hacer el dúo perfecto como ladrones y como pareja. Ya veremos en qué parte del plan intervienen. Ansia nivel dios por que llegue ese momento.

(Fuente: Netflix)

Tokio, Denver y Manila suben a la azotea camuflados entre los rehenes, para que no les maten, y desde allí poder disparar a lo que les viene. Manila tiene un ataque de ansiedad, le queda grande el atraco, y se siente idiota por haberse metido ahí por estar con el que siempre fue su amor platónico: Denver. El chico no se lo puede creer. Que se te declaren en un tiroteo pierde mucho romanticismo, pero es lo bonito de esta serie, que con toda la adrenalina encima les da por ponerse tiernos. Es un amor imposible y lo sabemos. Manila también lo sabe, pero no quiere morir (si se diera el caso) sin habérselo confesado.

El Profesor está al tanto de cómo el ejército está avanzando sin escrúpulos y complicando las cosas a la banda. Pero sabe cómo frenar al pintamonas de Tamayo. El plan de Lisboa con el micro en las esposas del Gobernador funcionó, así que el Profesor le llama y le pone la grabación de Tamayo tergiversando los hechos sobre quién disparó a los rehenes, sobre cómo dejar de asesinos a la banda, etc. Le amenaza con demostrar que fue él quien generó pruebas falsas contra Sierra si no detiene el segundo golpe. Es convincente. Tamayo recula y no permite que entren más hombres. Ya tienen bastante con los que tienen. Tokio, Denver y Manila se atrincheran en la cocina. El resto quedan atrapados, después de que Sagasta les engañara tras tirar unas granadas. Estocolmo empieza a ver al fantasma de Arturito. Ese hombre no nos lo quitamos de encima ni en espectro. ¡Qué cruz!

Sierra está ocupada en su rol de mami, y no le ha quedado más alternativa que entregar su cargador al Profesor. Empieza a gustarle la idea de pasarse al lado oscuro, más después de que el Profesor sacara las uñas por ella ante Tamayo. Es un personaje que puede dar mucho juego en el otro bando, en el de los buenos. ¿Seguirá los pasos de Raquel?

Vía flashbacks, Tokio recuerda una conversación que mantuvo con Nairobi sobre qué hay después de la muerte, y cómo les gustaría ser recordadas. Siempre es un placer ver personajes que ya no están, pero que han formado parte de la familia de atracadores.

LA CASA DE PAPEL: Guía de Capítulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.