ESTOY VIVO T4: Capítulo 4

⇓ATENCIÓN SPOILERS⇓

Bueno, bueno, bueno, que la niña levita y por fin se ha enterado ella misma y Mikel. Y si sigue así, pronto se entera medio Vallecas, y los de la Nasa se la llevan a hacerle un estudio completito. Que la chica está feliz, levita, que está enfadada, levita… Qué vida más dura, tiene que aprender a controlar sus emociones, porque pone en peligro a todos. De momento Mikel se ha estado callladito. ¿Qué iba a hacer? ¿Ir a la policía? Él es policía, todos son policías. Nadie le iba a creer, y bastante rayado debe estar. Susana tardó más de una temporada en descubrir que Iago no era humano, pero ahora se han dado más prisa, Mikel ya sabe que la niña es raruna, no sabe muy bien por qué, pero ya veremos si se aleja de ella o al contrario, se siente más atraído por ella.

(Adriana levitando, mientras Iago la sujeta, y el resto les observa, atónitos).

Julio, el reaparecido pasa de estar vegetal a estar como un toro, y a nadie le sorprende. Dicen que es el único normal, en cuanto a que no es un regresado, como el resto de los pasajeros del bus, que resulta que todos pasaron por La Pasarela en algún momento de su vida. Hay una organización, secta, muy bien vestidos, con su uniforme azul, que recuerda mucho a La Pasarela, y la Directora es una tal Elena Gamboa, que dice que se va a forrar porque todos van a pagar por comprar la inmortalidad. Sale en las noticias como la que anuncia la última dieta milagro, y va dando cartas con su emblema de «La Hermandad», a saber a quién. Bueno sí, una de sus adeptas es Mila, la mujer de Julio, que ha dejado fuera de juego a David, de un pinchazo. (La facilidad en las series para inyectar sedantes cuando alguien les descubre es algo sobrenatural. ¿De dónde lo sacan así en cinco segundos? ¡Increíble!). A ver cuando falte David, qué excusa dan, porque su mujer y su hijo al menos deberían echarle de menos…

(Elena Gamboa entregando una carta de «La Hermandad» a su ayudante).

Carlota está coladita por Iago (Alejo Sauras), pero él está en la parra. Ser padre de una adolescente así de golpe no es fácil, y si la niña es mitad humana, mitad no, pues lo complica. Su ejemplo con Susana no ayuda mucho, porque a ver cómo le dices a tu hija que no se enamore de un humano, cuando él lo hizo con Susana, pasándose por el forro las normas. (Es como los padres que le dicen a sus hijos no fuméis que es malo, mientras se encienden un pitillo). Carlota se busca un sucedáneo mientras tanto, que no es lo mismo, pero bueno. Sabe mal por Carlota que es un cielo de chica, pero es que la pareja Iago-Susana es intocable por muerta que ella esté, más sabiendo que esa condición en esta serie siempre es reversible. Así que Carlota, bonita, deja de molestar ahí, y hazte a un lado.

Por otra parte, han identificado al polizón de la gorra con la cicatriz, es Antonio Silva, y está relacionado con la organización. Para el próximo capítulo, registran su casa, y descubren cápsulas y objetos que pertenecían a La Pasarela. Y también se colará en la habitación de la niña. ¿Le hará levitar cuándo lo descubra?

ESTOY VIVO: Guía de Capítulos T1, T2, T3 y T4.

PERSONAJES ESTOY VIVO: Temporada 4.

OTRAS SERIES EN EMISIÓN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.