ÉLITE: Temporada 3

La Temporada 3 de “ÉLITE”, serie producida por Zeta Audiovisual, se estrenó el 13 de marzo en Netflix.

⇓ATENCIÓN SPOILERS⇓ (Lee bajo tu responsabilidad)

Se produce un nuevo asesinato entre los estudiantes de «Las Encinas», el instituto más inseguro y con más criminales de España, por pijotero que nos lo pinten. Mucho decir que son estudiantes de élite, mucho glamour y mucho brilli brilli, pero la mitad no se han graduado por motivos varios, unos por camellos, otros por liarla pardísima, otros por no abrir un libro, es que ni a clase iban, uno por la quimio (el único con un motivo convincente). A otros dos alumnos les han matado (asesinados, por accidente vale, pero asesinados, entre los propios alumnos), otro en tratamiento para poder volver a caminar, y luego nos quedan las 2 empollonas de la clase que han compartido una beca, porque una tenía un vídeo viral follando y no la admitían nosédónde, y a la otra su papi le cerró el grifo porque se tiraba a su hermanastro. Y la Barbie mentirosa a la universidad pública, y fregando suelos en sus ratos libres. Todo muy elitista, ya os digo…

POLO Y CAYETANA:

La fiesta de graduación en Élite no es como la de un instituto normal, ¡donde va a parar! Nuestros estudiantes no han parado hasta que han matado a Polo, (porque él mató a Marina) y tenía que pagar por ello. Le miraban con inquina, le insultaban, le maldecían, le pegaban… El bullying de toda la vida, justificado o no. Su vida no tenía sentido ya, su novia se aburría a solas con él, y necesitaban al Pelocho (Valerio) para pasarlo bien. Las madres lesbianas de Polo no entendían que fueran novios los 3, porque el poliamor es un concepto ya muy moderno hasta para ellas. Financiar los estudios a la Cenicienta vale, pero el otro ya no entraba en sus planes. Al final no va a hacer falta, a Polo le mata Lu, y la Cenicienta acepta de una vez su estatus de mierda.

CARLA Y YERAY:

La Marquesita este año parecía una zombi por el instituto, más que una Barbie era una Monster Girl. Más sola que la una, ya ni su amiguita del alma, Lu, le hablaba, tras no delatar a Polo en el careo. Yeray (el nuevo) se encapricha de ella porque hace 3 cursos era gordo como un elefante, y ella le defendió en redes. Y eso, no se olvida fácilmente. Ahora es guapete, y muyyyy rico. Le sobran los ceros a su cuenta corriente, y necesita a una chica top a su lado para ser perfecto. Construye una vida súper guay, a juego con su súper mansión y su súper piscina. Aunque entre nosotros, el chico es un plagio de Will Smith en «El príncipe de Bel Air» en cuanto al atuendo. Los padres de la Marquesa en cambio están al borde de la quiebra, y necesitan que su hija se arrime al millonetis de turno para firmar un contrato en sus bodegas que les salve el culo. Ella accede, porque una vez que has probado el jabugo, ya no quieres chóped, y porque sus padres no le dan opción. Su verdadero amor, Samu, está con la Choni, así que ella de paso se quita las penas. Para sobrellevarlo empieza a drogarse, es un juguete roto, y su ex, Polo, la salva de morir ahogada en la piscina. Ahí reacciona, deja a Yeray, y consigue que ponga el contrato de las bodegas a su nombre. Nombra al Pelocho de gestor, menudo fichaje, un ex camello, pero con tal de fastidiar a su padre, lo que sea. Y ella se va a estudiar fuera. Por cierto, se graduó porque copió, que si no repetía curso también.

SAMU Y REBE:

La Choni sigue pillada por Samu (el Angelico), que parece que no ha roto un plato, pero se la juega en toda su cara. Pone micros en su casa (a cambio le prometen impunidad a su hermano Nano), para destaparle el negocio a la madre de la Choni. La meten en el trullo, y la Choni se tiene que buscar las habichuelas por su cuenta, pagar las cuotas del cole, etc. ¿Cómo? -Se mete a narco, con el Pelocho de camello. Lo normal entre chavales de instituto vamos… Como discretos no son, se entera todios de que trafica, menos la policía, que no es por nada, pero están un poquito a por uvas. No dan una ni con Marina, ni con Polo, y el año que viene vendrán nuevos alumnos a seguir matando, que cambien al equipo policial, que son más malos que el wifi del vecino… Al final, la Choni manda a la mierda al Samu, con una trampa con pintura luminiscente que se ve en la oscuridad, y a su madre le da un ultimátum, o deja esa narcovida, o ella se larga. No sabemos de qué van a vivir ahora, pero son espabiladas, así que sobrevivirán.

NADIA, GUZMÁN Y MALICK:

La musulmana ya cansa un poquito con tanta sensatez. Dice que no tiene tiempo de estudiar porque tiene que atender el badulake, pero la tienda está siempre vacía. Por uno que entra a comprar, le registra la mochila. Haciendo clientela, di que sí hija mía. El chaval es Malick, un senegalés muy pijo y muy buen musulmán. Al padre le hacen los ojos chiribitas de pensar que su hija sienta cabeza y se compromete. Pero el chico tiene sus pecados, como todo mortal, y el que le gusta es su cuñado, o sea, Omar. Vamos que le pone los cuernos con su propio hermano, pero como ella es Santa Nadia ni se enfada ni nada, aparte de que a ella el que le gusta es el loco de Guzmán. Este, aparte de dedicarse a maldecir y a odiar mucho a Polo, se sacrifica ayudando a la chica en la tienda a 3 euros la hora para que ella apruebe una beca que se disputa contra Lu. Gana la beca, pero como es Doña Sensata comparte la beca con Lu, y se hacen muy amiguitas.

ANDER Y OMAR:

Los Omander nos dan el susto del siglo, con un nuevo drama. Ander tiene leucemia, y a Omar no se le ocurre otra cosa que ponerle cuernos con Malick, el novio gay de su hermana. Esta temporada el chico se ha lucido, ha sido el personaje más odiado de España. Eso no se hace, que tu novio se está medio muriendo (al final se salva), y tú solo piensas en liarte con otro. Encima Ander se entera y le facilita las cosas, le miente diciendo que está con otro, para alejarle de él. Que le está bien porque en la Temporada anterior fue Ander el que puteó a Omar ignorándole, pero eso no se hace. Al final, baba, el padre de Omar pronuncia las palabras mágicas: «Tu novio», que tanto ha estado evitando y al chico le da un ataque de lucidez. Se queda en Madrid, junto a Ander, y firman las paces.

LU Y VALERIO:

(Fuente de todas las fotos: Netflix).

Los hermanastros incestuosos ya no se desean, como en la Temporada 2. Papi les ha repudiado, primero al Pelocho, y luego a ella, al descubrir que la culpa es de ambos, y no solo de él. Deja a Lu sin paga hasta los 18, y yo he flipado, porque se supone que tiene 17, cuando parece la mami de todos los demás. Su ego también baja unos cuantos peldaños hacia abajo, al ritmo de su visa. Se vuelve buena de repente, hasta acepta las sobras que la musulmana le deja, compartiendo la beca con ella, y yendo juntas como amiguitas inseparables a Nueva York. Es lo que tiene matar, que une mucho. Todos estos alumnos no se podían ver, por una cosa o por otra, pero al fabricar una coartada conjunta, y poner las huellas de todos en el cuello de la botella de champán, y culparse unos a otros, al tuntún, para confundir a la medioboba de la poli, que no sabe a quién creerse, y no les pueda acusar, se han hecho amigos para siempre, como Los Manolos.

Un cabo suelto es la sangre de Cayetana en la botella al poner las huellas de Polo (para que pareciera suicidio). Se corta sin querer, pero ya no sé si es un hilo de donde tirar para otra temporada, o si la policía es inepta de verdad, y pasó por alto ese detalle. En principio para la siguiente temporada el alumnado será todo nuevo. Sin embargo, con tanto repetidor de curso, nos pueden sorprender.

ÉLITE: Personajes Temporada 2.

ÉLITE: Personajes Temporada 1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.