EL INTERNADO: LAS CUMBRES- Temporada 1

ANÁLISIS DE LA SERIE (en tono de humor) ¡SPOILERS a punta pala! (Si no la has visto, deja de leer inmediatamente, y corre a verla).

Los alumnos de El Internado Las Cumbres no están preocupados por si van a aprobar las mates este curso. ¡Nooo! A estos chicos les preocupa sobrevivir en ese infierno. Su sueño es escapar de allí con vida, que no les secuestren, que no les mate el Hombre-Cuervo, que no les arranque los ojos, los meta en un frasco de cristal con formol, y les ahorque en un árbol. En este colegio algunas alumnas ven a la chica de la curva, que ahora es la chica de la peonza. Son unas niñas-fantasmas que se les aparecen a Amaia y a Inés (a esta última la llaman asesina, son así de majas). Resulta que ese monasterio fue un sanatorio en el pasado. Los miembros de la logia del Nido del Cuervo hicieron un pacto con el diablo para librarse de la peste negra, allá por el siglo XV, y desde entonces aquello está endemoniado. Los cuervos revolotean ese lugar como Pedro por su casa, buscando carroña. Ya sabéis el refrán: «Cría cuervos…».

(una de las chicas-fantasmas de las visiones de Inés).

Dos de los protas son los hermanos Paul y Adèle. Llama la atención que al principio no son los típicos hermanos que se pelean, se insultan, se pican, se hacen la puñeta… Paul ejerce de hermano mayor que se preocupa por la peque, recordándonos a los originales Marcos y Paula (de la Laguna Negra). Hay que decir que Paula era mucho más pequeña, y esa relación fraternal entrañable no cantaba, pero estos ya son adolescentes los dos, y se supone que chicos conflictivos, y ese buen rollo ahí cogiditos de las manos, pues quieras que no, desentona. Luego es verdad que el chico está más pendiente de la chica guapa, Amaia, y ahí es cuando Adèle se pone celosona, y se enfadan, pero todo con mucho temple, sin insultarse y sin perder las formas. Cuando ella se despide de él para irse a París, le dice que se vaya a tomar por culo y que no quiere volver a verle nunca más, lo lógico es que Paul le dijera pues vete ya peloescarola, y que te folle un pez… Pero nooo, le dice que la quiere mucho y que le vaya bonito. Y entonces piensas, si este tío adolescente a esa edad es así de maduro, ¿me explicáis qué tiene de conflictivo-chungo-marginal?

(Adéle y Paul)

Si comparamos los alumnos nuevos con los antiguos salen perdiendo por goleada. A favor de los nuevos decir que han tenido muy pocos minutos para desarrollar sus personajes. Apenas hablan entre ellos, pero eso ya es carencia del guion. Sobre el personaje de Inés, la mística, al principio parece muda, no habla y solo hace dibujitos. Nos tienen en vilo casi hasta el final con su historia, que no llega a resolverse, y cuesta  empatizar. Por un lado sabemos que es amnésica porque tuvo un accidente de coche, y según los recortes de prensa (ver fotos) fue secuestrada ¿por León? y murió en el accidente. Sin embargo está ahí, viva, entonces es cuando nos explota la cabeza y no entendemos nada. León era su novio, primero se acerca a ella para contarle cosas, y ella huye, se siente acosada por ese loco. Y cuando ella busca respuestas, él la ignora y no se las da. A ver, ¿os ponéis de acuerdo? Pero es que detrás está su papi, Darío, que solo verle la cara ya sabes que ese personaje bueno no es. Ramiro Blas siempre hace de pirado, está encasillado ese actor, pero ¿y lo bien que lo hace el jodido?

(Recortes de periódico sobre Inés).

En cuanto a los chicos hay un error imperdonable de casting. Han cogido a los 3 protas masculinos iguales, parecen trillizos (juzgar la foto). Manu desaparece en el primer capítulo, y entre Paul y Eric parecen el mismo todo el tiempo. O será que Eric no coge protagonismo hasta los últimos capítulos (si salía en los primeros no lo sé porque no les distingo). Es que incluso el mismo corte de pelo, los 3 morenos, ojos oscuros, guapotes, altos, que si les ves de espaldas o de perfil, en la oscuridad de la noche no sabes cual de los 3 es. Eso ponéis a un rubio, o a otro de ojos azules, o uno rapado por el Nazi, o unas gafas, qué sé yo, pero distintos. O el nombre y un número en la espalda del uniforme, como los futbolistas… Al pelirrojo, Julio, sí que se le distinguía sin problema, menos mal.

(Paul, Manu y Eric).

Y los uniformes, ¿por qué me los han cambiado tanto? Molaba más el jersey/chaquetita azul de punto y la falda de cuadros de las chicas. Han conservado el color azul, le han dado un toque más eléctrico, les han puesto corbata y esa americana que ni para comer se la quitan. ¿Y qué me decís de los peinados de las chicas? La pobre Inés parece que le han hecho una venganza. Paz rapada, como castigo del Nazi, que en sus ratos libres se saca un cursillo online de peluquería. La única Amaia, que como es la chica guapa le han dejado el pelo largo. Se supone que es la más rebelde de todas, pero el Nazi le ha respetado la melena. Ya veremos en futuras temporadas… Y luego Rita, que se lo han cortado a mordiscos a la pobre, por lo que le ha durado… Al menos ellas se distinguen bien.

(Uniformes de la Laguna Negra versus Las Cumbres).

Y qué puedo decir de los métodos utilizados para adiestrar a las fieras, pues que más bien parece el corredor de la muerte. Que solo ha faltado que les pongan de rodillas con los brazos en cruz sosteniendo un par de libros, o que los profes les den un reglazo en la punta de los dedos. Vamos a ver, la nevera como castigo está bien pensado, pero le ha faltado realismo. Se supone que pasan la noche en vela allí, sin una triste silla, tirados en el frío suelo, y se levantan tan ágiles como si nada. Que tú te pasas la noche tirado en el suelo y a ver quién te levanta, te quedas anquilosado, te crujen hasta las pestañas. De no hablar de la hipotermia, que por algo las llaman neveras, y oye, es que ni una tiritona. Si hay otros alumnos castigados se ponen a hablar de sus cosas, celda con celda, y tan pichis. Tenía mucho más encanto Jacinta (Amparo Baró) de gobernanta dando gritos y collejas a partes iguales, donde va a parar. (O las collejas las daba en otra serie, ya me he liado). Ese ambiente más familiar de la original tenía su lado bueno, le daba más humanidad, aunque acabases odiando a Javier Holgado y sus gilipolleces. Pero el peor castigo de todos, sin duda, para cualquier millennial es la de no tener móviles. Un chaval sin un móvil en las manos durante más de un día seguido sin darle a los pulgares, sin redes, eso sí que es una tragedia, y no lo de Dante.

(Manu en la nevera).

En cuanto a los romances hay un poquito de todo. Amaia es novia de Manu, pero a falta de pan, se lía con Paul (como son casi iguales), y nada, que al principio ni culpa ni culpo, pero luego tiene remordimientos y le dice a Paul que ni la mire, y tendrá que decidirse por uno, o quizá no, porque el tema tríos no puede estar más de moda desde la serie «Élite», eso sí, en esta serie le falta glamur, y el rollito Eric-Paz-Julio les ha quedado un pegote.

El único profesor en el que se podía confiar nos lo tiran por un precipicio: Elías, que era un monje que había perdido la fe. No es para menos, guardar los votos de castidad hoy en día es muy difícil, y más en las series, que si no hay salseo no es lo mismo. Le ponen a Elvira, que es una pecadora de la pradera, y el chico no es de piedra.

(Elvira y Elías, tonteando).

Para terminar está el tema de los pasadizos, que se hacen de rogar, pero en el último capítulo te da un subidón cuando por fin les ves, antorchas en mano, escapando por ellos. Lo que encuentro que está mal planteado es la clave para abrir la chimenea, porque queda precioso como primera vez, adivinando que esas marcas son notas musicales, y la pianista en potencia corriendo detrás en la iglesia a tocar el órgano, mientras la trampilla se abría. Pero, ¿y para las siguientes veces? Tendrá que ir a tocar cada vez la melodía, porque imaginaos que es de noche, y quieren colarse sin ser pillados, pues la cancioncita esa despierta hasta a los muertos. Así que a ver cómo lo solventan, si dejarán el felpudo aquel de quita y pon, encima de las baldosas flotantes, pues ya me diréis…

(Pasadizo secreto a través de la chimenea).

(Fuente de todas las imágenes: Amazon Prime Video).

Chuleta para conocer a todos los PERSONAJES de El Internado: Las Cumbres.

OTRAS SERIES EN EMISIÓN.

ESTRENOS 2021: SERIES ESPAÑOLAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.