EL CASO: Capítulo 3: El caso del niño pintor

El capítulo 3 de «El Caso» empezó fuerte con un posible caso de ritual satánico en casa de Laura Pontón, la tía artista de Clara. Primero pensaron en algún admirador,  pero finalmente resultó ser un fake, una inventiva para causar morbo y llenar las salas del teatro. Cuando anunciaron que tocarían el tema de los ritos satánicos en la serie, pensé que sería con un algún caso real.

EL CASO: GUÍA DE CAPÍTULOS.

Sin embargo, ese hecho les lleva a descubrir el caso principal del tercer capítulo, ya que se produce un cambiazo de un cuadro de Sorolla en casa de la actriz. La falsificación está realizada por el niño pintor, Perico, desaparecido hace un año. Clara y Jesús empiezan una investigación, y acaban resolviendo el caso. Fue el padre del niño quien vendió a su propio hijo, al verse acorralado por las deudas de la panadería que regentaba. El pequeño logra escapar de sus secuestradores y aparece sano y salvo en su casa.

No así en la realidad, este caso está basado en una desaparición real de un niño, con grandes dotes artísticas, de 13 años, en Málaga en 1987. Hoy día el caso sigue sin resolverse, nunca pidieron un rescate por él, ni había motivos familiares para pensar que fuera una fuga voluntaria. Se fue sin dinero, tan solo con un billete de autobús que piensan que nunca cogió. El niño continúa desaparecido. En el presente tendría 42 años.

Respecto al caso principal de la serie, del crimen del rosario, Jesús ha recibido una esquela de la víctima, Asunción Montenegro, por debajo de la puerta. Ha acudido al lugar donde hallaron el cuerpo, y ha encontrado un muñeco con un frasco de cristal, con unas cuentas de rosario, idénticas a las que le puso su asesino a la fallecida en el cuello, de collar, en su día. Esto confirma que el asesino sigue suelto, teoría que Jesús siempre ha barajado. Según los avances, Camacho no acabará de creerle, cuando se lo cuente, en el siguiente capítulo. ¡Spoilers!

(Fuente de todas las imágenes: TVE)

Mientras tanto en la redacción el padre de Clara les ha puesto un censor, el capitán Cabrera, que no es otro que el amante de Gerardo, el marido de Clara. La redacción se da cuenta que entre ellos hay cierta hostilidad, pero desconocen el motivo. Cabrera provoca a Clara, y ésta acaba abofeteándole, por lo cual es detenida. Su padre la incita a dejar el periódico e irse con su marido a Marruecos, pero Clara no cede, y en lugar de sincerarse y contar la verdad, insinúa que es ella la que tiene a una tercera persona. Montenegro será quien la saque del calabozo, rompiendo su ficha policial, a modo de pérdida fortuita. El comisario empieza a ponerle ojitos, y entre ellos se respira una tensión sexual no resuelta, que promete ir a más, capítulo a capítulo.

El capitán Cabrera se está ganando más de un enemigo en la redacción. Germán ha descubierto que es el responsable de las fotografías con las que la mujer de Rodrigo chantajea a su marido, por tener una amante, la secretaria Paloma. La mujer le pide un dinero que Rodrigo, el jefe del periódico, no tiene. Jesús acaba mediando entre ellos, y le perdona la deuda, a cambio de que despida a la secretaria. Según los avances del próximo capítulo (¡Spoilers!), parece que consigue su propósito, ¿echarán realmente a la secretaria?

Por otro lado, Germán recibe un nuevo encargo en la taquilla del gimnasio. Esta vez son palabras mayores, tiene que matar a Nuño García, el hombre al que encargaron que acabara con la vida de Pepe Garcés, el falso asesino del rosario. Germán nunca ha matado a nadie, ¿será capaz de hacerlo esta vez? ¿Quién está detrás de estos encargos?

Finalmente, se ha abierto un triángulo amoroso. Rebeca y Jesús atraviesan una crisis en su relación, puesto que ella se da cuenta que lo suyo no avanza, y siempre es relegada por el trabajo. Camacho se ha fijado en ella, sabe que están juntos, y querrá aprovechar la coyuntura para quedarse con Rebeca, y de paso, fastidiar a Jesús. Por los avances (¡Spoilers!), todo apunta a que Camacho se declarará a Rebeca en el próximo capítulo. ¿Aceptará ella la proposición? ¿Será ese paso lo que abra los ojos a Jesús, y se decida a ir más en serio con ella?

El capítulo 3 ha bajado 3 puntos en audiencia, con un 9,6% de share y 1.839.000 espectadores, ante la dura competencia de la serie «Allí Abajo», que ha cambiado de día.

EL CASO: GUÍA DE CAPÍTULOS.