B&b: T2 Capítulo 7: Candela Bermejo se rebela contra su destino

La séptima entrega de esta ficción está marcada por la marcha de uno de los personajes más queridos, Juan, interpretado por Dani Rovira. Tres de las mujeres que más ha querido en su vida se juntan en Madrid, su novia, Lucía; Vero, su ex, que ha venido por unos días, y le va fenomenal en USA con el tratamiento de su hijo; y su madre Aurora, que padece Parkinson. Hecho por el cual, Juan se replantea romper todo el esquema de su vida, dejar el trabajo y regresar a su pueblo natal en Málaga, para estar a su lado. Nos quedamos un poco indignados con esta marcha, en el ecuador de la temporada, pues ya no será lo mismo sin él, y el dúo insustituible que forma junto a su amigo Mario.

Por otro lado, Tita se ha presentado en casa de Carmen para pedir perdón a su hija Cayetana, por el daño causado. Le ha regalado la habitación de bebé más pija de toda Madrid, y le ha plantado de nuevo su tarjeta de crédito. Conoce mejor que nadie lo caprichosa que puede llegar a ser su hija, y le ha salido bien la jugada. Cuando Cayetana ha discutido con Hugo y se ha refugiado en sus brazos hemos podido observar su sonrisa maliciosa de triunfo, por el momento. Lo que es obvio es que esta pareja tan joven tiene que replantearse su situación, sin casa propia, con un solo salario muy modesto, y ella en edad de continuar sus estudios, es evidente que van a necesitar ayuda.

Mientras tanto, Candela en el hospital se encuentra con un nuevo caso para su revista. Un padre pretende llevarse a un niño enfermo de leucemia que necesita un trasplante, o morirá. Al entrevistarle descubre que es el niño quien ha tomado la decisión, cansado de ver pasar su vida entre hospitales. Finalmente, será Candela quien convenza al niño de someterse al tratamiento. Por un momento creí que se iba a quitar la peluca para empatizar con él, y le iba a intentar demostrar que aunque haya que pasar duros trances, merece la pena intentarlo. No ha hecho falta, pues el miedo de pensar que le iban a separar de su padre, le ha acabado de convencer y ha optado por luchar contra su enfermedad.

Clara ha estado esquiva con su marido, Pablo. Y es que esta chica es la reina del disimulo. Lleva colgado en la frente el cartel de infiel, y la culpabilidad ha podido con ella, que ha optado por contárselo a Pablo. Éste ha reaccionado mal. Y es que no se merece algo así, después que se jugó la cárcel por ella y su papaíto. Aunque su secretismo con Candela haya sido lo que ha precipitado todo esto.

La audiencia registró un 12,8% de share, y 1.984.000 espectadores, quedando en tercer lugar en su franja horaria. Dudo que se recupere, más después de la marcha de Dani Rovira, en este capítulo, y Macarena García, hace un par de capítulos. Se desconoce de momento si habrá renovación por una tercera temporada.

B&b, DE BOCA EN BOCA: GUÍA DE CAPÍTULOS.