ALBA: Capítulo 13- Final

(Si aún te lías con los personajes, te dejo la CHULETA para conocer a los PERSONAJES. La serie se estrenó el 28 de marzo en Atresplayer Premium. Cada domingo se emite un nuevo capítulo, de un total de 13). Aquí tenéis los análisis de Los capítulos de Alba.

¡ATENCIÓN SPOILERS!

La serie empezó potente, con un suceso traumático muy bien llevado, con la carga emocional de que fuera el propio novio uno de los implicados, pero en el proceso judicial fue perdiendo fuelle y credibilidad, alargando demasiado algunas tramas y dando poco pesa a pruebas importantes que deberían haber sido investigadas con cautela.

Los primos Entrerríos se buscan su trágico final ellos solitos. Rubén le dice a su madre que él es como su abuelo, es decir, malísimo, el mismo demonio. La madre tampoco es una santa, que el título de asesina también lo lleva (dejó morir al suegro). Entonces el chaval tiene los genes del abuelo, de su padre el putero y de su madre la asesina. ¿Qué esperabais? Como está más loco que toda su familia junta se le ocurre la genial idea de secuestrar a Alba. En realidad es obsesión de la mala lo que siente por ella. Llama a su primo el preferido para contarle su hazaña. Jacobo duda unos segundos entre soltarla (ella intenta convencerles de que no les denunciará), pero no se fían y llegados hasta aquí optan por matarla. Por suerte tarda en apretar el gatillo, tiempo suficiente para que Bruno y César lleguen al rescate.

Bruno y Alba.

El destino de los primos es el peor posible y bien merecido. Encuentran las bragas de todas las chicas violadas y la condena ya es infalible. Jacobo acaba en la cárcel y Rubén con graves secuelas en la médula espinal (a causa del accidente al intentar huir de César). Su madre llora y le pide perdón por no haberle ayudado. A ver quien le aguanta ahora al chaval, si cuando lo tenía todo ya era insoportable, ahora no quiero imaginármelo. La tontaina de Sandra (su novia) hizo bien en no casarse con él. En cuanto al resto de familia Entrerríos quedan todos bien salpicados. La Matriarca firma la venta de sus acciones al verse acorralada con el vídeo en el que deja morir al suegro. Como venganza ofrece el resto de audios comprometedores a la periodista carroñera, y entre la corrupción y el escándalo de los hijos, la empresa naufraga.

Clara pide ayuda a César para encontrar a Alba. El policía tiene un papel crucial al rastrea el móvil que Bruno dejó en la chaqueta de Jacobo. Clara olvida todo lo malo que ha hecho (que aunque fue por el bien de su hija, recordemos que incluso murieron 4 chicos, cabezas de turco). Le perdona, le pide que vaya a buscar a su hija y vuelva, que le estará esperando.

Toño sigue decepcionado con su mujer, y se da cuenta de que ella solo buscaba un padre para su hijo Luisito cuando se juntó con él. Para él, Luisito sigue siendo hijo suyo. Míriam intenta hacerle ver que lo que le gusta de él es lo buen padre que es. Ella le dice que se va a Madrid un tiempo.

Alba y Bruno vuelven a ser la pareja feliz que fueron, y pasean por la playa junto a sus amigos Bego y Tirso, también pareja. Al surfista le han caído 6 meses de trabajos en un comedor social, y seguro que después de eso no quiere saber nada de trapichear con drogas. Desenlace bonito, donde los triunfan los buenos, y pierden los malos.

Alba, Bego, Bruno y Tirso.

ALBA: Guía de Capítulos.

CHULETA PERSONAJES DE ALBA.

4 comentarios en “ALBA: Capítulo 13- Final

  1. Parece el típico final de temporada de serie descafeinada familiar y poco más. Podría haber sido el final de cualquier temporada de Los Serrano o Física o Química.

    Ya comenté por ahí hacia el final del juicio y con lo de Hugo que la cosa tenía pinta de que el final iba a orientarse hacia la tragedia (de los «malos»): iban quedando cabos sueltos «chungos» por salir, Rubén se estaba daeneryzando por momentos, la madre cada vez más desesperada, la empresa familiar cada vez más en entredicho, etc. Y muy pocos capítulos para mostrar repeticiones del juicio, apelaciones, otras víctimas, etc.

    En ese contexto, y con los pocos capítulos restantes, o bien dejaban un final atropellado, poco cerrado en cuanto a subtramas y necesitando varios flashforwards para mostrar los finales de cada proceso pendiente, o bien tiraban por el camino de precipitar los acontecimientos para poder dejar un final más o menos cerrado.

    Ahora bien, esa «precipitación de acontecimientos» ha sido un poco de cartón plástico. Todos los «malos» se vuelven majaras y explota todo a la vez: Rubén queriendo acabar con Alba, Jacobo que pasa de la estupefacción con lo de Rubén y desatar a Alba a decir que oye, que se lo ha pensao mejor y que él es mú malo y que se ha animado y le apetece hasta matarla él mismo y todo, por qué no. Y la madre y el abogado que deciden hacer el tipico duelo de western en el que pase lo que pase ambos se van a comer la bala del otro.

    Para este camino no hacían falta esas alforjas. Podía haber pasado justo antes de terminar el juicio en el intento de evitar algún testimonio o prueba clave, lo que al menos habría tenido un poco de sentido (ejecutar a la víctima después del proceso y siendo ya culpable probado de violación es básicamente optar a la perpetua revisable, sea con taladradora y cemento o sin ella), y la serie se queda en menos capítulos pero más intensos.

    O mejor, ya que optaban por el progresivo surrealismo hacia la tragedia podrían haber optado por un final trágico de verdad, para «malos» y para buenos, con Bruno acabando en ese agujero de cemento, Toño ahorcado por lo del crío, etc.

    Y acabo con Toño porque es el más triste con diferencia. Vale que le haya cogido cariño al crío, al que veía como su hijo, y que no quiera abandonarlo o que acabe sabiendo que su padre verdadero es un puterillo abusador y sin escrúpulos, pero de ahí a seguir queriendo a la que le ha usado como pringado máximo engañándolo aprovechándose de su candidez, pues… Pero bueno, cosas de la dependencia, o amor como algunos le llaman.

    1. Hola crítico binario,

      Pues sí, final muy simplón. Yo me quedé con las ganas de que existiera el cuarto violador, que tanto bombo dieron al principio y al final nada. Tirso despechado hubiera sido buena opción, pero bueno, le pasaron al bando de los buenos y arreando.

      Muchas gracias por tu comentario y feliz verano 🙂

      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.