ÁGUILA ROJA: T9 Capítulo 104

El capítulo 104 y primero de la Temporada 9 de «Águila Roja» empieza potente, con vuelta a los orígenes de Gonzalo, que descubre por fin la identidad de su padre: el Rey de las Españas. 

Lo más llamativo de esta última temporada son los cambios de escenarios. Gonzalo cambia la Villa por un nuevo enclave, Sevilla, donde se traslada con su familia para empezar de nuevo. El abandono de Margarita le deja deprimido, con un bloqueo emocional que le debilita ante su rival, poniendo en peligro su integridad. De un día para otro, preparan una mudanza, ponen la casa a la venta y se marchan. Con las prisas, Cipri se olvida del documento más importante, que dará un giro radical a su vida, en un gesto anónimo pero nunca desinteresado de Malasangre.

Otro nuevo escenario es «La Deleitosa», la nueva mancebía de la Villa, regentada por 2 nuevos personajes, Flora, interpretada por Tina Sainz, y Anaís, interpretada por María Pedroviejo. Esta última es la madame del burdel, una mujer muy atractiva, de la cual el comisario cae rendido a su belleza, e intenta ponerle un precio. Lucrecia montará un numerito de celos estúpido, no sé si tanto porque es objeto de deseo de Hernán, o porque es más joven y guapa que ella. En cualquier caso, las fiestas de esa casa de citas son todo espectáculo, con bailes eróticos y vestuario sin desperdicio.

1ar 2

(Fuente de todas las imágenes: TVE)

Otra escena de celos sin sentido ha sido el comisario, contra su hermano, al conocer que pasó una noche con Lucrecia. En su estilo bruto y asalvajado le ha querido bañar en plomo, con su hijo de verdugo. Una escena de tensión en la que todo ha quedado en un susto, con Lucrecia arrodillada pidiendo clemencia por el maestro, con ninguna o muy poca dignidad, y que solo ha conseguido que Hernán tuviera más ganas de venganza. Por esta vez, le perdona la vida, ha pasado de ser su protector, papel que se sentía obligado como hermano mayor, a ser su peor enemigo.

Las escenas en Sevilla han sido mágicas. La trama del robo del carro me ha transportado sin remedio a la mítica canción de Manolo escobar «mi carro, dónde estará mi carro, mi carro me lo robaron anoche mientras dormía…». La excusa, conocer al nuevo personaje, el bandolero Trinidad, con nombre de Santa, interpretado por Jorge Sanz, que se las ha visto con Águila Roja, y ha quedado tan impresionado de sus habilidades, que en el próximo capítulo, le seguirá hasta la Villa para que le ayude a encontrar a su hermano.

La inquina entre el Cardenal y Malasangre llevada al límite, con escenas más típicas de comedia que de drama. Ambos convalecientes despiertan a la vez, y con más ganas de matarse mutuamente de nuevo. Al menos se han librado de la sangría que les iban a realizar los médicos, con sanguijuelas. Ha sido escucharlo y se han despertado del susto.

Malasangre no ha perdido facultades, y ha descubierto el mayor de los secretos: Gonzalo es hijo del Rey y de Laura de Montignac. Ha hecho partícipe de ello al maestro, que con un despiste de Cipri casi no se entera, pero finalmente tiene en sus manos la verdad, y eso desmoronará sus planes de iniciar nueva vida en Sevilla, y volverá a la Villa.

La audiencia marca en su primer capítulo un 13,2% de share y 2.256.000 espectadores.

La novena y última temporada constará de 13 capítulos, y será emitida en 2 partes, haciendo un parón por las vacaciones de verano.

ÁGUILA ROJA: Guía Capítulos.