ÁGUILA ROJA: T7 Capítulo 89: El falso Águila Roja

El Águila Roja falso cumple su amenaza, y provoca una matanza en el río. El pueblo no da crédito, ¿ha pasado de héroe a villano?

Santiago Merino (interpretado por Enrique San Francisco) llega a la villa. Viene buscando a su amigo Sátur, que está fuera un par de días. Gonzalo le ofrece sitio en casa donde dormir. Llega a casa una caja, con las vísceras de las víctimas del AR villano, y una nota, citando al héroe en el bosque.

Todo es una artimaña del villano, para que Gonzalo no vaya a la escuela, y matar a todos los alumnos. En el bosque le deja otra nota, en un hombre-trampa disfrazado de Águila: «¿Creías que iba a ser tan fácil, héroe?». Santiago acude al bosque junto a Gonzalo, ha cotilleado la nota que le dejó el AR villano junto a la caja, le pide explicaciones y se ofrece a ayudarle. También le cuenta que han asesinado a los niños de su escuela. El héroe confía en él y le cuenta su gran secreto, él es el verdadero Águila Roja. Santiago lo flipa. (Pobre Cipri, tantos años junto a Gonzalo, llega el nuevo y se lo casca).

El maestro va a su escuela, desolado por la muerte de los niños. Descubre otra nota, oculta en el abecedario:

Mientras tanto en palacio la marquesa está preparando su fiesta de cumpleaños. Una bruja se cuela en el palacio, y advierte a Lucrecia: «A las cinco la fatalidad se cernirá sobre usted. Nadie puede escapar a su destino» . Ella no le hace caso, a pesar de las continuas advertencias de Catalina. Más tarde, recibe un regalo de Hernán. Es una caja con arena y una nota en la que le dice que se marcha a trabajar al desierto de Argel como capataz.

Una vez en la fiesta, el reloj da las cinco. Lucrecia se atraganta con una guinda de la tarta. Hernán la salva, y se marcha camino a Argel. Lucrecia, desesperada por hacer que se quede, va en su busca a caballo. Le dice: «No te vayas. Si te quedas le diré a Nuño que eres su padre». Hernán contesta: «Ahora, que ni siquiera se atreve a mirarme de la vergüenza». Entonces Lucre cae del caballo y queda malherida. Hernán la lleva a palacio. Al despertar no puede moverse. No siente nada de cuello para abajo. Hernán se queda, no puede marcharse dejándola así. Pero, ¡oh, my god! ¡Está fingiendo! !Qué zorra! Todo para que se quede su Hernán. (Reconozco que a mí también ha conseguido engañarme).

Gonzalo y Santiago buscan la prisión de las torturas de donde escapó el farsante. Encuentran un registro, con la dirección de un preso que ha huido. Tiene que ser ese. Son descubiertos, y les someten a una de las torturas. Gonzalo, se hace el muerto para que bajen la guardia y le saquen de allí, y entonces ataca y se libera. Huyen, y se dirigen a la casa del AR villano. Allí, encuentran una maqueta de la Catedral de Toledo, quemada. Es su próximo objetivo. Deben impedirlo.

Margarita se ordena monja en 3 días. Le viene a ver monseñor Adrián. Le cuenta que ya no es monseñor y que se marcha dentro de una semana a la India para ayudar a familias necesitadas. Se le declara, y la besa. Le dice que la esperará por si quiere irse con ella. Margarita parte hacia Toledo. Está descentrada. (Para  querer ser monja despierta demasiadas pasiones).

Alonso no levanta cabeza. Se ha llevado un varapalo muy grande. El héroe de la villa, su modelo a seguir, se ha vuelto malo, malote. En una de esas, Gonzalo, baja del tejado vestido de Águila Roja, y Alonso lo ve. Llama a los guardias y con toda la rabia del mundo le dispara, pero el héroe logra huir.

Santiago va al bosque y encuentra al Águila Roja héroe, herido. (La bala solo le debe haber rozado porque ni se la saca ni nada). Llega el Águila Roja villano, y se pelean. Es el momentazo del capítulo: la lucha entre aguiluchos. Vence el bueno, (of course). Una vez muerto el farsante, Santiago le replica: «¿No quieres verle la cara?» Gonzalo contesta: «No, el rostro del mal siempre es el mismo». (El espectador sí quería verle la cara, nos quedamos con las ganas. Como si de un fantasma se tratara, trama finiquitada. No nos explican quién era, ni ná de ná. ¿Estará muerto realmente? ¿Regresará más adelante?).

Gonzalo se encuentra con Alonso en la escuela. Sigue muy deprimido por los acontecimientos. «No debí disparar al Águila Roja», le dice Alonso. «No dejes de confiar en el ser humano», le contesta su padre.

Santiago Merino se despide por carta:

«Mi buen amigo Gonzalo, no puedo esperar más a Sátur. El tiempo se me echa encima. Me han dado poco de vida, y en estas cosas que tiene el hombre cuando la muerte le acecha he decidido emprender un viaje para despedirme de todos los que nunca se fueron de mi recuerdo. Lo que no esperaba es que en ese camino encontrara la experiencia más increíble de mi vida. Me muero, pero nunca he estado más vivo. Gracias por darme este regalo. Gracias. La vida es muy jodida, pero qué cojones, merece la pena».

AVANCES PRÓXIMO CAPÍTULO: (El último de la temporada)

-Cristina está viva. (No puede ser, será alguien que se le parece o un flashback).

-Margarita se ordena como monja. (Gonzalo, espabila, que la pierdes para siempre)

-A Sátur le van a ajusticiar. (Más de lo mismo. Parece que sí, pero no. En el último suspiro AR le salvará).