ÁGUILA ROJA: T8 Capítulo 101

«Águila Roja» vuelve a su trama normal con el capítulo 101. Todos los hombres solteros de la Villa son llamados a filas para la guerra con Portugal. Sátur (Javier Gutiérrez), por primera vez se alegra de estar casado con Puri, pues se libra de ir, pero no Gonzalo.

Han prohibido las bodas en la Villa, pero Cipri conoce un cura, que cuida a los leprosos, que podría casarles. Empieza una maratón por ir a buscar a Margarita a palacio, y llevarla a casar al bosque. Se inicia un simulacro de boda (sin Alonso siquiera, que es el último mono), que no finaliza, pues Malasangre tiene otros planes para Gonzalo.

Malasangre recluta a Gonzalo, bajo chantaje, para formar un equipo de hombres bien preparados, que pretenden matar al rey de Portugal. La sorpresa viene dada con el encuentro de los 2 hermanos. No será fácil para Gonzalo contener sus habilidades en la lucha si no quiere despertar sospechas, más cuando está en juego su vida. Hernán estará muy pendiente de él, pensando que es un simple maestro que no sabe luchar. La otra sorpresa es Sátur, que se les cuela en el grupo, con el fin de estar al lado de su amo. Otro de los hombres es el nuevo fichaje, Zigor, interpretado por Gorka Otxoa.

Lucrecia ha recuperado la vista del ojo. Con la emoción, Soledad se ha dejado llevar y la ha besado, poniendo en evidencia sus inclinaciones «desviadas» para la época. Es increíble como los guionistas abusan de las torturas para despertar emociones en el espectador. Ahora entendemos esa fidelidad casi enfermiza de la criada por Lucrecia, parece mentira que una mujer tan inteligente se enamore de alguien incapaz de querer a nadie que no sea sí misma y su mundo más cercano. Y dentro de su egoísmo, ha comprendido que nadie la va a atender mejor que Soledad, anteponiendo su vida si es necesario por ella, y por tanto la ha vuelto a acoger en palacio.

Finalmente, Lucrecia descubre el cuadro que la reina ha mandado hacer para Margarita y Gonzalo, como regalo de bodas, un cuadro pintado por el yerno de Velázquez, Juan Bautista Martínez. El botón de la envidia se le ha encendido a la marquesa. Le basta pensar que el maestro va a ser propiedad de otra mujer para empezar a maquinar en su cabecita cómo arrebatárselo.

Se les acumulan los problemas a los novios, no solo Lucrecia hará cualquier cosa por evitar esa boda, sino también Margarita tiene una deuda pendiente con Malasangre. Me pregunto si llegaremos a ver algún capítulo donde los novios estén recién casados y disfrutemos de su vida en común. Espero que no dejen la boda para el último momento y nos alejen a Margarita sin haber pasado ni un solo día juntos.

En el próximo capítulo, Lucrecia, en su afán por conseguir a Gonzalo, emprenderá viaje hacia Portugal, para declararle su amor. ¿Se dará cuenta Hernán de que su hermano Gonzalo es el hombre del cual dice estar enamorada Lucrecia? No te pierdas los avances del capítulo 102.

La audiencia marca un 12% de share y 2.266.000 espectadores.

ÁGUILA ROJA: Guía Capítulos.

¿Es Gonzalo de Montalvo el Clark Kent de la Villa?